NOTICIAS

16 DE MAYO DEL 2018

El International Wine Challenge ‘baña’ de oro Domènech.Vidal

Los Cultivare Xarel·lo y Sumoll-Samsó se llevan dos de las tres medallas de oro concedidas a vinos catalanes

El prestigioso concurso británico International Wine Challenge (IWC) ha distinguido con dos de las tres medallas de oro concedidas a vinos catalanes a los dos vinos icono de Domènech.Vidal. Además, los Cultivare Xarel·lo 2015 y Cultivare Sumoll-Samsó 2013 son los únicos vinos amparados por la Denominación de Origen Penedès que se llevaron la preciada medalla de oro.
Marta Vidal, CEO de Vallformosa, ha mostrado su satisfacción por este gran reconocimiento internacional, que "sitúa a nuestra marca y el Penedès en más lo alto del mundo del vino". Vidal insiste en que "con rigurosidad y excelencia, apostando por las variedades de uva autóctonas de viñas viejas, hemos logrado estos reconocimientos que nos animan e ilusionan, y que avalan el trabajo bien hecho".


El IWC es considerado, por su organización, como el concurso de vinos "más meticulosamente juzgado del mundo". Todos los vinos presentados a concurso se evalúan a ciegas. Se les juzga por su "fidelidad al estilo, en la región y en la cosecha". A lo largo de los rigurosos procesos de evaluación, cada vino ganador de medallas es probado en tres ocasiones diferentes por al menos once jueces internacionales diferentes. Seis presidentes lideran todo el equipo de jueces, cada uno especializado en su campo. Ellos prueban cada vino con una medalla, asegurando que sólo los mejores son merecedores del éxito. Los reconocidos jueces expertos de la IWC son Sarah Abbott MW, Tim Atkin MW, Oz Clarke, Dr. Jamie Goode, Peter Mc Combie MW y Charles Metcalfe.


El objetivo de la IWC es reconocer la excelencia y calidad de los vinos, así como ayudar a los consumidores a elegir algunos entre los mejores vinos del mundo. El International Wine Challenge se fundó en 1984, y actualmente disfruta de una reputada posición como una de las competiciones de cata a ciegas más respetada. El IWC ha crecido enormemente en los 35 años de vida, con la participación de vinos procedentes de todo el mundo.

Los vinos icono Cultivare de Domènech.Vidal
Los vinos Cultivare están elaborados de manera artesanal, se presentan en botellas numeradas y son de edición muy limitada. Las uvas proceden de viñedos viejos del Penedès seleccionados meticulosamente, y teniendo en cuenta el momento óptimo de recolección. Cultivare Negro es un trabajo de autor con las variedades sumoll y mazuelo, criado en barricas de roble francés. Cultivare Xarel·lo, por su parte, es el fruto de tres vinificaciones diferentes (en un depósito de cemento, en barrica nueva de roble y en tanques de acero inoxidable) hasta completar la crianza en la botella. Estos vinos icono se pueden encontrar en restaurantes y tiendas especializadas.

Cultivare de Domènech.Vidal es mucho más que un vino, mucho más que un nombre, que una marca ... Es una nueva manera de hacer, de pensar y de entender la viña y el vino. Cultivare es la interpretación de su entorno natural desde la vertiente más creativa que hace que cada botella sea única y especial.

Cultivare es cultura y también la máxima expresión de las tierras a través de prácticas culturales trabajando con las variedades autóctonas, las que le son más propias. Es la cosecha de una idea que se ha cuidado hasta la última nota, desde el vino hasta la botella, desde el diseño hasta la elección del nombre. Desde su nacimiento, los vinos Cultivare se han expresado mediante la danza, la música, las artes plásticas, el videoarte y el 'Land Art'. Son expresiones artísticas que se fusionan con las notas armónicas del vino.